02 mayo 2016

Vidas cruzadas

Hace un año (casi) y medio nacía Miss Brandon y a los pocos meses (casi) se va al garete. No encontraba mi sitio, no sabía cómo empezar, cómo seguir o cómo avanzar y acabé dejándome llevar sin hacer lo que realmente quería con este rincón. Y acabé un pelín quemada.

En verano llegó el punto de inflexión, ¿seguir con el blog o abandonar el barco? Me daba mucha pena dejar de lado algo que hacía tan poquito que formaba parte de mi vida, pero os confieso que cerrar el chiringuito iba ganando terreno cada día que pasaba porque no me llenaba lo que estaba haciendo. Quería escribir cuando realmente lo sintiera necesario, no obligándome para mantener activo este rincón como llevaba haciendo las últimas semanas, pero esas ganas no aparecían por ningún lado, todo lo contrario, cada vez estaban más perdidas. Tuvieron que llegar a mi vida Oli y Mario, o lo que es lo mismo, la primera bilogía de Neïra para que me plantara delante del portátil y aporreara las teclas como una loca. Fue la primera reseña que escribí sintiéndome totalmente expuesta, dejando una parte de mi en cada palabra. Una Mónica en carne viva que hasta ahora no había hecho acto de presencia, ¿el por qué? No lo sé, quizá fue un cúmulo de varias cosas: vergüenza, inseguridad... La cuestión es que a raíz de esa reseña Miss Brandon empezó a ser un poco más mío, empezó a ser lo que tendría que haber sido desde un principio, algo hecho con el corazón.

Poco tiempo después de ese parón veraniego se cruzó en mi vida Anita. Una noche me llegó un email al correo del blog de una chica que me daba las gracias porque la había animado a leer romántica con mis reseñas. Me emocionó mucho porque para mi era algo impensable que alguien que no me conocía de nada, perdiera diez minutos de su tiempo sólo para darme las gracias. ¡¿A mi?! Todavía me cuesta creerlo. En ese momento me di cuenta que realmente había merecido la pena seguir, nunca imaginé que fuera capaz de transmitir los sentimientos que a mi me habían provocado los libros que reseñaba de esa manera tan cercana. Desde ese día Anita dejó de ser unas cuantas palabras en un email.

En nuestras charlas había salido alguna vez el tema de los blogs, ella llevaba tiempo diciéndome que le apetecía abrir uno, yo siempre la he animado porque al igual que me pasa a mi, cuando una historia le llega la pasión se le va por las teclas (y hace unos comentarios bonitos a rabiar). El pasado fin de semana vio la luz Ajuste de Letras, un blog que huele a historias que dejan huella, a la voz rasgada de Quique González y a todas las cosas lindas que tiene su administradora para compartir con el mundo.


Al final el regalo más grande siempre son las personas, ¿no creéis? Esas vidas que se cruzan con nosotros y, gracias a Miss Brandon, en la mía se ha cruzado gente muy bonita. Anita es una de ellas, pero desde Yara Medina, que fue una de las primeras personas que confiaron en este blog (las gracias siempre se me quedarán cortas), han llegado algunas más. A unas cuantas de ellas ya les tengo un cariño especial.

20 comentarios:

  1. Aún recuerdo la mañana que leí la reseña de la bilogía de Oli y Mario. Acababas de publicarla y me llegó tanto todo lo que dijiste que me la leí enseguida. No sabes cómo me alegro de que decidieras seguir adelante con el blog, pero sobre todo de que encontraras la manera de hacerlo tuyo, de sentirte cómoda escribiendo en él tal y como te salía de dentro. Creo que esa es la clave de que todos los que pasamos por aquí nos quedemos, porque lo que escribes tiene ese algo especial.

    Dicho esto me voy a ver el blog de Anita y prometo seguirla de cerca ;) ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Moni!!! madre mía que me da un parraque con tu entrada!!! Eres un solete muchísimas gracias!!! No sólo has elegido una de mis canciones favoritas, además es que no tengo palabras... Cómo me alegro de haber olvidado la vergüenza y escribirte aquel email, desde luego que mi amor por los libros me ha traído una de las cosas más bonitas, tu amistad, y ya dejo de ser una moñas jajajaj :D un besote enorme!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito Mónica.

    No sabes como te entiendo.
    El año pasado yo quise cerrarlo, mi blog era de manualidades y ya nos las hacía...
    Pero conocí en persona a una compi blogger y me dio el empujoncito que me faltaba, diciéndome que si leía tanto, por qué no daba mi opinión de los libros y así el blog tomaba otro rumbo.

    Y así fue, y aquí estoy. Y un placer conocerte guapi. Has conseguido mucho y más que conseguirás.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapísima!!

    Menos mal que no abandonaste el barco, te he conocido hace poco y para mí eres una de mis imprescindibles, me encanta tu blog y todo lo que cuentas en él, eres auténtica y eso me encanta :)

    Besos :*

    ResponderEliminar
  5. Preciosa entrada Mónica!!!! Menos mal que existe Anita para que este blog siga viviendo.
    Escribes muy bien y haces un trabajazo alucinante, así que... ¡que no te den bajones!!! Si se da el caso, mándanos señales SOS para que te animemos a continuar.
    Besazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Mónica!!
    Eso de dejar el blog, nada de nada, ehhhh??
    Pero te entiendo, a mí me ha pasado. Muchas veces me siento en el sofá y no sé describir lo que me ha hecho tal o cual libro, me cuesta mucho expresarme, no solo en las palabras sino en todos los ámbitos de mi vida y eso a veces, se hace un poco cuesta arriba.
    A mí me encanta tu blog y tus reseñas, porque eres fresca, sincera, sencilla y directa, y esas cualidades me gustan y me encanta leerte, así que espero que estés por aquí muchos años más!! :D
    Besos guapa! <3

    PD: Me pasaré por el blog que dices!

    ResponderEliminar
  7. Cerrar el chiringuito? Pero adonde vas estar mejor que aquí acompañandome cada día? Fuera bromas... Entiendo esa sensación de no estar segura de encajar del todo en el mundo Blogger porque yo también he experimentado en alguna ocasión esa sensación. Pero va pasando el tiempo, y te vas encontrando a gente súper maja, como tú, y decides que mola y que no está tan mal esto de escribir y exponer de algún modo tu sentimientos y experiencias con desconocidos. No recuerdo con exactitud desde cuando te sigo, pero creo que desde hace ya tiempo y te puedo decir que tienes un rincón de dulce en el que disfruto leyendo y que aunque no pase con toda la frecuencia que me gustaría, me encantas.
    Besoa guapa 😘

    ResponderEliminar
  8. Y yo que me alegro enormemente que decidieras seguir por aqui porque aunque te tengo controlada y fichada por otros sitios siempre me gusta entrar en este tu rinconcin y leerte porque escribes muy bien, puñetera y haces que mi lista de pendientes aumente continuamente y eso que no siempre coincidimos en opiniones y pareceres. Y si ya rematamos este año in person despues de tanto tiempo seria la leche ;-)

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. ...hace media hora q escribo y lo borro, escribo y lo borro, a este paso me dan las doce y no es plan... ;)
    No exagero si digo q de mis 4 blogs favoritos el tuyo está en una posición alta, altísima. Disfruto leyéndote, lo sabes, cuando veo q tienes nueva entrada abro el enlace y me la dejo en pendientes para dedicarle el tiempo q merece. No te vayas nunca, xq enriqueces la blogosfera, es más, me obligas a mejorarme a diario en todos los aspectos.
    Lo mejor de todo es dejarte sorprender, dejarte llevar y intentar hacer siempre aquello q te haga feliz, sea lo q sea. Espero q el blog te satisfaga por mucho tiempo, te sigo, te seguimos de cerca, y con los ojos bien abiertos.

    Un besazo bonita.

    ResponderEliminar
  10. hola,
    no sabes lo que me alegro de que no cerraras el blog... me gusta mucho, tenemos gustos parecidos y encima coincidimos en la lectura conjunta... espero leerte mucho mucho tiempo

    un saludo
    cdc

    ResponderEliminar
  11. Hola Mónica!!! Yo creo que descubrí tu blog justo con la reseña de Oliva y Mario, imposible no enamorarse de esa historia y de tu blog con esas palabras tan bonitas que te salían del corazón, por aquel entonces hacía poco había descubierto el mundo de los blogs literarios, yo llevaba tiempo desconectada de mi afición por la lectura, pero a partir de ahí te seguí la pista y gracias a eso al final me hice una cuenta blogger (ya que no tengo blog) para poder dar mi opinión ( tú me diste una perfecta bienvenida), porque ver esas reseñas tan bonitas y hechas con el corazón solo hacía que te quisiera decir el buen trabajo que haces :)
    Así que tengo que agradecerle a Anita (ahora me pasaré a conocer su blog) que te escribiera ese mail para que tú no abandonaras esto que se te da tan bien hacer.
    También gracias a tu blog he conocido a otros blogs y a personas maravillosas :D Gracias por todo.
    Un placer leerte!!!
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  12. "el regalo más grande son las personas"... amén, hermana. Es así, lo mejor son las almas que nos alumbran el camino ^^
    un abrazo inmenso!!

    ResponderEliminar
  13. Qué bonito cruzarse en tu camino, Mónica... Una vez dije (aunque no debería haberlo hecho, pero no pude evitarlo) que tu reseña de Oliva y Mario era la que más me había llegado. Todas lo hacen, pero esa tenía algo especial; ahora entiendo que no fue una reseña más, que te volcaste tanto que todos esos sentimientos me llegaron a mí también.
    Haces algo muy bonito aquí, me alegro de que te reconciliaras con el blog y que sigas compartiendo todo eso que te hace sentir con las que te leemos.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  14. Hola Mónica!
    Te entiendo (también a mí se me pasó por la idea abandonar). Lo importante es hacerlo de corazón, hacer de tu blog lo que realmente quieres y tuyo. Y qué bonito lo de Anita, que alguien te mande un email diciéndote algo así, es un detallazo de su parte y que anima mucho.
    Y sí, el regalo más grande son esas personas con las que nos encontramos, esas personas que se quedan ahí con cariño y que es un gustazo el haberte cruzado con ellas en este mundo tan grande.
    Una entrada preciosa, Mónica. Y a seguir aporreando teclas con ese sentimiento con el que siempre lo haces, aunque no siempre se pueda. ;)
    Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
  15. Me gusta cuando te pones tierna. Sale esa Mónica que... ¿a quién no le podría gustar?

    ResponderEliminar
  16. Me ha pasado lo mismo, pero tardé más en darme cuenta. Creo que lo que hizo que me quedara fue lo mismo que a ti, contar lo que me han echo sentir los libros sin ninguna presión.
    Se nota que le pones alma al blog, por eso es tan maravilloso.
    Me voy a pasar por el blog de Anita ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué bonito por dios! Creo que todos cuando empezamos esta aventura no sabemos muy bien cual es nuestros sitio o hacia donde nos lleva esto pero por suerte o por el destino siempre hay algo que nos motiva a seguir adelante y en este caso me alegro de que lo hicieras ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Qué bonitas palabras Mónica!
    Todos hemos pasado por momentos de frustración, de no saber cómo continuar, o de que las ganas se te quitan un poco, pero siempre pasa algo que nos da el empujón.
    La verdad es que ver que lo que haces afecta, al menos a una persona, ya merece la pena.
    Espero que te veamos por aquí muchos más años!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Hola guapa! Me ha encantado tu post, aunque siempre me gustan. Menos mal que no abandonaste el barco porque eres una de mis favoritas y de las que más me fío a la hora de hacer caso a una opinión. Tenemos gustos muy parecidos y con el tiempo te has vuelto una de mis imprescindibles ;-) Se nota que lo que escribes ahora lo haces con pasión y eso siempre llega más. Aunque está claro que todas hemos pensado en algún momento en cerrar el chiringuito... en mi caso, como a ti, el conocer a gente bonita y tener la oportunidad de escribir de lo que me gusta a mi manera y como lo siento, es, sin duda, lo que me hace seguir cada día.
    Un besito. Me paso a ver el blog de Anita.

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola, Mónica!

    El post me ha parecido precioso. Te descubrí por una reseña algo atípica que hiciste sobre María Martínez y tu experiencia con sus novelas que me llamó mucho la atención. Yo también empecé el blog sin saber muy bien dónde me metía y mi primer año y poco escribía algo encorsetada hasta que por una cuestión personal hice un poco de "borrón y cuenta nueva" y empecé a buscar mi estilo y mi voz. Después he tenido algún que otro momento de querer abandonar el blog pero me alegro de no haberlo hecho porque con perseverancia y constancia he conseguido ya algunos frutos como conoceros a blogs afines al mío y que de alguna forma conseguís desmarcaros del resto como, por ejemplo, el tuyo.

    Un saludo,
    Elena Velarde.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.
Roots of my heart © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.