FUISTE MI VERANO, de Neïra

ROMÁNTICA CONTEMPORÁNEA
FUISTE MI VERANO — Daniela #2 ★★



Esta reseña contiene spoilers de FUIMOS UN INVIERNO

Qué semana más larga. He visto pasar las horas, los minutos y los segundos tan lentamente que si hoy me puedo hacer un pirri en el pelo es por algún milagro de Lourdes. Pero tenía la certeza de que cada segundo de estos tres meses desde Fuimos un invierno merecerían la pena. Y aún así Neïra me ha sorprendido, porque Fuiste mi verano no era lo que esperaba, ha sido algo más grande que todavía no sé bien cómo describir con palabras. Me ha dejado una sensación en el cuerpo extraña y bonita a la vez, una sensación que se escapa ahora mismo a mi entendimiento.

Hace más de media hora que he terminado de leerlo y todavía estoy llorando como una pánfila. Pero es que con este libro me ha pasado algo que no me había pasado jamás, y es que desde las primeras líneas ya me estaban cayendo lágrimas. Ha podido conmigo ver a esa Daniela caminando sola, saliendo adelante como una jabata, pese al dolor y a la decepción que arrastra. Me ha hecho pedazos porque he sentido su dolor y su desilusión. Presenciar como esos meses en los que se ha sentido abandonada ha resurgido de sus cenizas con más fuerza, más madura y aprendiendo por el camino que ella también ha cometido errores, porque no todo era cómo ella pensaba o cómo ella lo veía en su momento. Pero todo ese camino que está haciendo Daniela sola no tiene ningún sentido sin Luca, sin todo lo bueno y malo que le hizo sentir él.

¿Qué digo yo ahora de Luca? En el final de Fuimos un invierno por primera vez sabíamos cómo se sentía, cómo pensaba y eso fue un regalo inesperado. Un último capítulo que le dio una dimensión completamente diferente a la historia. A Luca, a pesar de hacer las cosas tan mal, no pude reprocharle su actitud en ningún momento. ¿Quién no ha hecho las cosas fatal alguna vez por culpa del miedo? ¿Quién no se ha equivocado? ¿Quién no ha hecho daño sin pretenderlo? El miedo es un sentimiento asqueroso, que en la mayoría de las ocasiones nos priva de hacer y decir las cosas que verdaderamente queremos o sentimos. Y Luca estaba asustado, muy asustado, todo lo que sentía por Daniela le venía demasiado grande y para él fue más fácil poner distancia para volver a encontrarse a sí mismo. Al leer Fuiste mi verano me he dado cuenta que no estaba equivocada, que lo que ví en Luca en el primer libro era verdaderamente lo que había y de alguna manera me he sentido bien por lograr entenderle, por no irme a la parte fácil de empatizar solamente con Daniela y su dolor. Luca también tenía el suyo, aunque lo escondía mucho mejor.

La historia de Daniela y Luca está llena de encuentros inesperados y en Fuiste mi verano no iba a ser diferente. Se vuelven a encontrar por casualidad después de mucho tiempo y cuando sus mundos colisionan de nuevo todo vuelve a tambalearse y no saben cómo actuar. Daniela todavía no ha perdonado a Luca y le ha costado mucho esfuerzo llegar al punto donde ahora se encuentra. Luca quiere hacerle entender a Daniela por qué actuó de esa manera en el pasado e intentar enmendar sus errores. Pero cuando hay tanto resentimiento, tanto dolor, tanta decepción, el amor a veces no es suficiente. El amor no lo puede todo si tiene alrededor tanto sentimiento dañino ganándole terreno.

(...) No sé qué hacer, Luca, porque tome la decisión que tome, tanto si es lanzarme a tus brazos como no volver a verte, ambas me hacen un agujero en el pecho. No es que me hagas daño, Luca, es que me dueles; puede parecer lo mismo, pero no lo es, porque algo que te duele está dentro de ti y no hay manera de desprenderse de ello. ¿Entiendes por lo que estoy pasando?


Fuiste mi verano tiene un tono totalmente diferente a Fuimos un invierno, más serio, más profundo y más sentido. Daniela y Luca durante este desenlace van cerrando viejas heridas, unas heridas que hasta ahora simplemente estaban tapadas con una tirita y para seguir adelante tienen que curar. Volverán a tropezar y a levantarse, a veces juntos y otras por separado. Crecerán, madurarán, pero también se harán daño sin quererlo, y a la vez sin poder evitarlo, hasta llegar al momento de poner las cartas sobre la mesa y tomar decisiones. Por ellos, por su felicidad y por el amor que un día sintieron.

Todo ese camino que recorren me ha dejado un nudo en el pecho y cuando he terminado de leer el libro sólo podía llorar, llorar a mares, porque como os decía antes, no ha sido como yo esperaba este final, ha sido todavía más grande. Pensaba que iba a sufrir y me iba a enfadar hasta el punto de querer tirar el libro electrónico por la ventana, como me pasó con Oliva y Mario. Y sí, he sufrido, llorado y me he puesto muy triste, pero todo el camino ha merecido la pena. Ha merecido la pena conocer a Daniela, una pelirroja a la que es imposible no querer, porque tiene un corazón que no le cabe en el pecho y a pesar de los golpes que le da la vida, siempre se queda con la parte buena, con la parte positiva. Una Daniela que es mucho más valiente de lo que ella pensaba. Ha merecido la pena conocer a Luca, que desde el primer momento me conquistó, con sus anillos macarras, sus patillas, sus tatuajes, pero sobre todo por la manera de cobijar en sus brazos a Daniela cuando más lo necesitaba, por esos pequeños detalles que le hacen tan grande y por saber asumir sus errores. Un Luca que tiene mucho más que ofrecer de lo que él pensaba.

Oli y Mario me dejaron una huella imborrable, pero Daniela y Luca son especiales, su historia es muy diferente y me ha llegado al corazón de otra manera, quizá más profunda. Lo único que tengo claro es que su historia se queda conmigo para siempre, cómo sólo hacen unas pocas a lo largo de nuestra vida.

A Neïra sólo puedo decirle "Qué bonito fue encontrarte" y en esa frase tan cortita encierro todo lo que siento desde que el verano pasado conocí a Oliva.

No podía terminar de otra manera que con Maldita dulzura, una de mis canciones preferidas y banda sonora de la historia de Daniela y Luca. Hace un par de años vi a Vetusta Morla en directo y cuando la tocaron incluso me emocioné, fue un momento mágico, de esos que te ponen la carne de gallina y que recuerdas toda la vida. Era el primer concierto que compartía con Mr. Brandon y eso también lo hizo especial. Ahora gracias a Daniela Maldita dulzura tiene otra dimensión.
En enero, cuando terminé de leer Fuimos un invierno estuve varios días escuchándola en bucle, me costaba desengancharme de la historia, quitarme de encima esas emociones que anidaron dentro de mi después de ese final. Y hoy, tres meses después, me despido de Daniela y Luca con el corazón encogido y lágrimas en los ojos mientras escucho a Pucho (y a Carla Morrison). Mientras vuelve a sonar Maldita dulzura...

(...) y hablas para no oírme, 
 y bebes para no verme, 
 y yo callo y río y bebo 
 no doy tregua ni consuelo, 
 y no es por maldad lo juro, 
 es que me divierte el juego.



OTRAS RESEÑAS DE NEÏRA

Fuimos un invierno (Daniela #1)
Serie Mario y Oliva (La lista de Oliva + La lista de Mario)

21 comentarios:

  1. No descarto leer esta bilogía, pinta bastante bien ^^

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Mónica!
    No sé si Neïra se emocionará o no cuando lea tu reseña, pero a mí si me has emocionado con ella. El poder de la palabra.
    Estoy deseando seguir con este desenlace y creo que, por lo que cuentas, me va a llegar mucho más que la primera parte.
    Decir que la reseña es preciosa es quedarse muy muy corta.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. Hola Mónica!!!
    Como le ha pasado a Lidia, yo también me he emocionado leyéndote, eso que no me he leído toda la reseña porque estoy inmersa en el libro y he pasado de puntillas pero solo con eso ha bastado para que me caigan unas lágrimas, dices cosas taaaannn bonitas. Lo que llevo leído me está enamorando, esa manera de escribir de Neïra es increíble, aunque las palabras se quedan cortas como tú has dicho y que bonito fue encontrarte y poder descubrir a esta autora tan grande, gracias :) Ni que decir tiene que la reseña es preciosa, desde el corazón, como siempre :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola Mónica!!
    Madre mía, que sepas que por culpa de los comentarios de Lidia y Elena me han dado ganas de leer la reseña, pero es que he visto que has puesto algún spoiler y quiero animarme con la autora!!
    Nada, cuando lea estos libros me pasaré y leeré tus reseñas! :D
    Besos guapa <3

    ResponderEliminar
  5. Paso de puntillitas, leí Fuimos un invierno y decirte que me encantó, es quedarme corta. Así que su segunda parte la leeré en breve. ¡Que ganas!

    ResponderEliminar
  6. He leído un poco la reseña por encima, porque tengo Fuimos un invierno pendiente. Solo quería saber cuáles han sido tus sensaciones y... ¡vaya!

    ResponderEliminar
  7. He leído la reseña de puntillas, que tengo unas ganas tremendas de leer ya esta bilogía. Espero que me enamore tanto como a ti ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa!! Estoy deseando leerlo, he tenido el placer de conocer a Nëira hace muy poco y su forma de escribir me ha enamorado, Fuimos un invierno me encantó, así que en nada leeré esta segunda parte. Yo también he escuchado en bucle Maldita dulzura, es preciosa. Gracias por la reseña :)

    Besos :*

    ResponderEliminar
  9. Pinta muy bien, la verdad es que apetece leerlo
    lo apunto ahora mismo
    un beesito

    ResponderEliminar
  10. Te ha quedado una reseña espectacular. Yo desconocía estos libros pero he pasado muy de puntitas por esta reseña y voy rumbo a la de Fuimos un invierno.

    Saludos y gracias por la reseña :D

    ResponderEliminar
  11. Enamoradita me tiene tu nuevo diseño del blog, me dais una envidia q no puedo con ella...! Me siento como mi madre delante del ordenador u.u' jajaja

    Tengo claro, no, clarísimo, que debo leerme a Neïra lo antes posible. Y no lo hago, no por q no quiera, si no porque aún no he tenido el tiempo suficiente... q no me da la vida para todo lo q quiero leer! Pero la recuerdo y la tengo super presente, q sé q te encanta y no puedo fiarme más de tu opinión ;)

    Un abrazo guapa, y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  12. ¡PRECIOSA! <3 No podrías haberlo expresado mejor... Me he quedado con una sensación de vacío pero de felicidad y paz al mismo tiempo... Cada vez que pienso en la historia en su conjunto me asoman las lagrimillas. Quería releer "Fuimos un invierno" antes de empezar "Fuiste mi verano", pero al final no pudo ser. Me da que cuando esté demasiado nostálgica caerá otra vez :P

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  13. No he leído nada de tu post por los spoilers!!! Pero esas 5 estrellas me llaman!!! Además de que me aconsejaste el primero....!!
    Me los apunto!!!

    ResponderEliminar
  14. He visto mucho esta bilogía, pero lo cierto es que no me termina de atraer.
    Gracias por tu opinión, besos!

    ResponderEliminar
  15. Bufff... me lo acabo de terminar y aún tengo la piel de gallina. Me he venido por aquí para leerte, el otro día no lo hice, porque no quería que nada me condicionara. Y estoy totalmente de acuerdo contigo, es una historia tremenda, me ha hecho sufrir, llorar, reír y ese final... me ha encantado. Una vida llena de casualidades y unos personajes que nos acompañarán siempre. Ahora a ver como ordeno mi cabeza para escribirlo todo... jeje

    Un besote guapa!! Y buen finde!

    ResponderEliminar
  16. No quiero leerte! Pero te he leído un poco porque me puede la curiosidad... Compruebo una vez más que te has quedado prendada de la historia, cosa que me alegra mucho porque espero leer esta segunda parte muy pronto! Por cierto, la nueva imagen de tu rincón me parece de dulce, preciosa.
    Besos guapísima!

    ResponderEliminar
  17. Paso por encima porque tengo que leer la primera parte próximamente y no quiero llevarme spoilers. Pero he visto que te ha gustado >.<
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Lo he terminado esta tarde y me caían las lágrimas por la cara, pero es que he venido a leer tu reseña y me han vuelto a caer. Maravillosa historia que nos ha dejado Neira y maravillosa tu reseña.
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  19. Hola Miss
    Es una bilogía que me está tentando con tantas opiniones positivas.
    Así que he pasado de puntillas.
    Besotes!

    ResponderEliminar
  20. Bueno, que bonita te ha quedado, y es que hasta no tener la mía escrita para poder volcar todas esas emociones que me transmitieron no quería leer nada de ella. Una bilogía preciosa, la segunda, incluso más me ha gustado y es que vaya manera de pellizcarte el alma. Desde luego, es imposible no sentir con estas novelas.
    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  21. Me encantó tu reseña, se nota que disfrutastes el libro y le pones pasión a la lectura sólo el leído el primero pero estoy segura qie terminare la historia

    ResponderEliminar