LLENANDO LA ESTANTERÍA #03: Especial Feria del Libro de Madrid


Este año ha sido el segundo que he tenido la oportunidad de asistir a la Feria del Libro de Madrid. Fue un viaje express y sólo estuve por el Retiro la mañana del sábado 13, pero la aproveché bastante bien. Me vine a casa muchísimo más cargada de lo que esperaba.

Tenía varios horarios de firmas apuntados en un papel, pero me hacía especial ilusión ver a Elísabet Benavent y a Santi Balmes, el cantante del grupo Love of Lesbian. Y sí, pude conocer a Elísabet Benavent, el año pasado se me escapó, cuando ella firmaba yo ya estaba subida en el AVE dirección tierras valencianas, así que el sueño de tener la bilogía de Silvia firmada se fue al garete. Pero esta vez no ha sido así, su firma empezaba a las 12 y a las 11:45 sólo había tres personas en la cola, así que esa fue mi oportunidad. Decir que es encantadora es quedarse corta, es dulce, cercana y cariñosa, me estampó su firma con una dedicatoria preciosa en Encontrando a Silvia y nos hicimos una foto juntas, ¡ya fui feliz para el resto del día!. También conseguí ver a Santi Balmes que me firmó su libro de relatos La doble vida de las hadas y me llevé la foto correspondiente con él. Quería ver a muchos otros autores, a algunos los vi de refilón, a otros me quedé con las ganas de llevarme alguna novela firmada, pero realmente volví a casa muy feliz y con la maleta pesando toneladas, tantas que la pobre se resintió.

Y es que además de la firma de Elísabet Benavent y Santi Balmes, mi novio había hecho una excursión al Retiro el fin de semana anterior y me había conseguido la de Paula Bonet, la de Las Rayadas y la de Alma Obregón. Un regalazo que no me esperaba (me tuvo engañadísima durante una semana) y que al descubrir se me cayeron los lagrimones. Luego dicen que los chicos molones y detallistas no existen, que sólo están en las novelas que leemos. ¡Já!

Después de esta breve crónica de la Feria entenderéis como ha llegado todo lo que os voy a decir a continuación a mi estantería. Os tengo que confesar que he tenido que jugar al Tetris para meter algunos libros y otros han estado sin tener hueco hasta hace un par de días que empecé a meter libros en ¡cajones! Me temo que esto ya es una medida desesperada.


QUÉ HACER CUANDO EN LA PANTALLA APARECE THE END de Paula Bonet. Es una preciosidad de libro. Paula Bonet es una ilustradora que me encanta y a la que sigo desde hace mucho tiempo en las redes sociales. Haré una FotoReseña para que veáis todo lo que esconde dentro.

SOY UN GATO de Tirol Cobato. Es el manga de la novela Soy un gato del japonés Natsume Sōseki, autor también de la conocidísima Kokoro. Dos novelas que tengo muchísimas ganas de leer porque todo el mundo habla maravillas de este escritor. Este manga es el aperitivo perfecto para luego adentrarme en la literatura de Sōseki.

A DIETA DE TÍOS de Las Rayadas. Esta es la última novela gráfica que se vino conmigo a casa. Las autoras son hermanas de Raquel Córcoles, la conocidíma Moderna de Pueblo a la que el año pasado conocí en la Feria del Libro de Madrid. Esta primera novela gráfica de Sandra y Ester Córcoles sigue la estela de las de su hermana. También os haré una pequeña FotoReseña cuando me ponga con ella.

¡A CORRER! de Alma Obregón. De este libro os hablé hace unos días en el Monday Reads. Lo terminé hace un par de días y me ha encantado. No es un libro sobre running, es un libro de superación y de amor por este deporte.

LA DOBLE VIDA DE LAS HADAS de Santi Balmes. Vale, este libro lo compré simplemente para que me lo firmara Santi Balmes jajaja. Todavía no he leído ni una sola página y viniendo de él me espero encontrar cualquier cosa. Hace unos años ya compré Yo mataré monstruos por tí, un cuento infantil ilustrado por Lyona que es una cucada. ¿Os gusta Love of Lesbian tanto como a mí?

EL DIVÁN DE BECCA de Lena Valenti. De este libro ya tenéis la reseña publicada AQUÍ, lo leí en cuanto salió en ebook y el ejemplar en papel no lo compré en la Feria. Hace unos días me llegaba al correo electrónico una invitación para una blogger-merienda con la autora en Madrid. Justamente ese día yo no estaba por tierras madrileñas así que era imposible poder asistir, pero fueron tan amables que de todas formas me enviaron la novela a casa. ¡Muchas gracias! También tenéis en el blog la reseña de la segunda novela de la trilogía, El desafío de Becca, AQUÍ.

84 CHARING CROSS ROAD, de Helen Hanff. Una novelilla epistolar que también cosecha buenísimas críticas y que la edición era absolutamente preciosa: en tapa dura y con sobrecubierta con fotos de sellos postales. 

Y por último os enseño las joyas de la corona...

EL PENÚLTIMO SUEÑO de Ángela Becerra. Es una novela de la que he leído siempre críticas buenísimas y la tenía apuntada para leerla algún día. Me la regaló mi amiga Elena (que escribe reseñas fantásticas para La Huella Digital y El Mar de Tinta) y dió en clavo completamente. ¡Gracias, peluquita!

ENCONTRADO A SILVIA, de Elísabet Benavent. ¿Qué voy a decir de la historia de Silvia que no haya dicho ya? Pues que es una pasada, mi preferida de Elísabet. Me hizo sentir un montón de cosas y para mi es especial, a veces leo algún trocito y se me vuelven a poner los pelos de punta. Sabía que si conseguía la firma de la autora tenía que ser justamente en este libro, en el final apoteósico de la historia de Silvia.

¿Ahora entendéis por qué mi maleta perdió un cacho por el camino?

LIGAR ES COMO MONTAR EN BICI, de Brandy Manhattan

 Chick-lit
LIGAR ES COMO MONTAR EN BICI

Lunes de agosto. Siete de la mañana: bronca monumental con mi chico; ocho y cuarto: me despiden; nueve y media: sorprendo al muy desgraciado con otra. ¿Qué haríais vosotras, eh? A lo mejor sois más valientes y hubierais cogido el toro por los cuernos… pero como allí los únicos cuernos me los habían puesto a mí lo que cogí fue mi maleta de Prada. 
¿Que por qué me largué a Londres? Porque tengo la doble nacionalidad y un piso compartido. Pero no esperaba encontrarme a dos compañeras convencidas de que el amor es para locas, débiles o cobardes… ni a un vecino médico que conseguía que mis braguitas se revolucionaran solo con verlo… ni hacerme amiga de Maria, un ejemplo de superación…, ni a su primo, que resultó ser mi actor favorito y que estaba más bueno que comer con los dedos. Ni descubrir que dejar los problemas en España no significaba superarlos. O que la autoestima no se reinventaba. O que no tenía ni idea de cómo funcionaban los rollos de una noche. 
¿Queréis que nos tomemos una copa y os lo cuento con más calma? Id llamando al camarero y pedid una botella de vino: invito yo. 

Ah, por cierto: me llamo Victoria Adams.
No es broma

El chick-lit es un subgénero romántico que no me gusta especialmente y he leído muy pocas novelas, pero desde que salió a la venta Ligar es como montar en bici en septiembre del año pasado me llamó la atención por el título y sabía que tarde o temprano le daría una oportunidad.

¡Esta historia es la leche en bote! (así, sin paños calientes, quién haya leído la novela me entenderá). He disfrutado muchísimo de las peripecias de Victoria, es de esas historias "quitapenas" como yo las llamo, con las que ríes, te olvidas de todo por un rato y simplemente disfrutas. Pero sobre todo ríes.

Victoria Adams (sí, como la Spice Girl, como la mujer de Beckham...) de la noche a la mañana se queda sin trabajo y sin novio. El mismo día que la despiden encuentra a Luis practicando el arte del fornicio con su monitora de running, en su casa, ¡en su cama! Como ella es una señorita no le monta el pollo, ni patalea, ni entra en cólera, no... decide hacer las maletas y marcharse a Londres.

En la capital inglesa con varios contratiempos a cuestas conoce a Ashley Greenfield, su vecino del 5º, un joven médico de ojos verdes y seductora sonrisa, y sí, nuestra protagonista cae inevitablemente rendida a sus pies (confieso que he caído hasta yo). 
Dicen que ligar es como montar en bici, que nunca se olvida, pero Victoria tiene un gran problema, ¡no sabe ligar! Ha estado más de diez años con Luis  y ahora no tiene ni idea de como volver al mercado de la carne. Y ella se quiere ligar al médico buenorro del 5º, claro.

Con ayuda de sus compañeras de piso que le darán las primeras pautas, Victoria se meterá en varios líos a cada cual más divertido. Mientras tanto forjará con Ashley una bonita amistad, llena de momentos divertidos, tristes y tiernos, aunque a veces la falta de confianza hará que su peculiar relación se complique un poquito más. Victoria sabe que Ashley también se siente atraído por ella y no logra entender por qué está empeñado en mantener las distancias cuando sus ojos le dicen todo lo contrario. ¿Qué esconde Ashley?

Ligar es como montar en bici es una historia sencilla, su punto fuerte es sin duda la manera de narrar de la autora, es super divertida, fresca, cercana, me lo he pasado pipa leyéndola. Una lectura ideal para evadirse y pasar un rato muy agradable con risas aseguradas. Ideal para el veranito. Hacía tiempo que no reía tanto con un libro.

LIBROS PLAYEROS



El primer libro que me ha venido a la cabeza en cuánto he pensado en lecturas para el verano ha sido Ligar es como montar en bici de Brandy Manhattan. Lo leí hace poquillas semanas y me pareció una historia super divertida y fresca. El punto fuerte es la manera de narrar de la autora, que investigando un poquillo he descubierto que es Ruth M. Lerga, ¡no me lo esperaba para nada! Esta semana publicaré la reseña de esta novelilla, a ver si consigo picaros el gusanillo.

Seguimos con la reina del chick-lit, con permiso de la gran Marian Keyes. Seguro que todo el mundo, o por lo menos la gran mayoría, ha visto la película El diario de Bridget Jones con Colin Firth dando vida al maravilloso Mark Darcy. Pues bien, esa película y su continuación son de mis favoritas del género y las he visto millones de veces. ¡Nunca me canso! Hace ya unos años (muchos) me compré el libro de Helen Fielding en el que estaba basada. Si tanto me gustaba la película, ¿cómo no podía leerme la novela? Lo cierto es que me pareció bastante divertida y no descarto releerla pronto, quizá este verano para así continuar con la segunda parte (con la tercera ya tengo mis dudas).

Y hablando de reinas, no podía falta la del crimen: Agatha Christie. Mi propuesta es Asesinato en el Orient Express una de mis novelas preferidas de Agatha, pero podría ser cualquier otra: Muerte en el Nilo, Diez negritos, Navidades trágicas, Matar es fácil, Un cadáver en la biblioteca... Cortas y totalmente adictivas son ideales para estos calurosos meses, y si podéis acompañar la lectura con la película o la serie ya es una delicia. Yo todavía no me he estrenado con Miss Marple, pero tengo intención de hacerlo este verano.

Una novela de la que guardo muy buen recuerdo y que leí hace bastante es Contra el viento del norte de Daniel Glattauer. ¿La conocéis? Es una novela epistolar por lo que se lee en un suspiro y resulta muy ligera, yo la leí en una tarde. En sus páginas esconde una historia muy tierna entre dos personas que se conocen de casualidad y empiezan a intercambiar e-mails. El final es totalmente abierto porque tiene segunda parte: Cada siete olas. Aunque para mi gusto pierde la magia del primer libro, pero es imposible no leerlo, son una especie de pack.

Sushi para principiantes fue la primera novela que leí de Marian Keyes, no conocía a la autora, ni la novela, ni siquiera lo que era el chick-lit, pero en un blog que seguía habitualmente lo recomendaban y como por aquel entonces yo no era una lectora empedernida como ahora, me dejé guiar por esa opinión. Me apetecía leer algo que me impulsara a engancharme a la lectura. De la trama de la novela recuerdo poca cosa, han pasado demasiados años y muchos libros e historias por mis manos, pero sí sé que me gustó mucho y fue la novela que hizo que fuera pitando a la librería a comprar El diario de Bridget Jones. Esta novela sí merece una relectura y espero hacerla a lo largo del verano.

Por supuesto, ahora que le estoy cogiendo el gusto, no podía quedarme sin incluir alguna novela juvenil. Los días que nos separan de Laia Soler fue una de mis grandes sorpresas del 2013, es sin duda una mis novelas juveniles favoritas. Es una preciosidad de historia, a caballo entre la Barcelona de 1914 y la actualidad. Me faltan adjetivos para describir con palabras lo muchísimo que me gustó esta maravilla de novela. La recomiendo totalmente, se lee sola.

Haruki Murakami es uno de mis autores de cabecera, raruno como él solo, pero tiene algo que me tiene encandilada y cada cierto tiempo me gusta perderme en una de sus novelas. Tiene algunos libros de cuentos y relatos, uno de ellos es Sauce ciego, mujer dormida que contiene 24 cuentos. También tenemos publicados en español otros dos libros de cuentos: Después del terremoto y Hombres sin mujeres. Este último lo estoy leyendo actualmente, es el último libro de Murakami publicado en España. Cómo a veces sus novelas resultan algo densas, sobre todo cuando se vuelve más surrealista, los cuentos me parecen una opción ideal para empezar con la literatura de este autor japonés y también para leer en esta época del año.

Otra novela ideal para el verano es La princesa de hielo de Camilla Läckberg. Es el primer libro de la saga protagonizada por el comisario Patrik Hedström y la escritora Erica Falck. Aunque es novela negra es muy ligera y entretenida. Se acaba de publicar en español El domador de leones, el noveno título de la saga, así que si os animáis y os engancha, tenéis lectura para rato.

Matrimonio por contrato de Jennifer Probst, la leí a principios de este año. Era reacia a leerlo porque con ese título y esa portada pensaba que era otra novela erótica de protagonista ricachón y muchachita pánfila de las que tantas han salido tras el éxito de Cincuenta sombras de Grey. Pero estaba completamente equivocada, es una historia sencilla, fresca, cortita. De hecho, cuando lo terminé lo primero que pensé es que era el libro ideal para leer cuando no te engancha nada o entre otros libros más densos. He seguido leyendo la saga y La trampa del matrimonio también me gustó mucho, no puedo decir lo mismo de Matrimonio por error, que salió a la venta hace sólo unos días. Prometía mucho y para mi se ha quedado muy coja la historia.

Por último agrego a la lista playera Harry Potter y la piedra filosofal. Esta saga la empecé a leer bien mayorcita, con 25 años, hasta entonces no me había atrevido a leerla porque pensaba que sería demasiado infantil. Sólo había visto un par de películas y ni me podía imaginar el maravilloso universo que había creado J.K. Rowling. En un viaje a Málaga, entré en una librería enorme y uno de los libros que me compré fue este. Recuerdo que cuando llegué al hotel me puse a leerlo y desde el primer momento fui abducida (no encuentro una palabra mejor) por Hogwarts, tanto que en el viaje de vuelta a casa paré en Almería y me compré Harry Potter y la cámara secreta. Me consta que mucha gente piensa sobre la saga lo que yo pensaba hace seis años, que era demasiado infantil, que no me gustaría, etc... ¡Leedlo YA! No os arrepentiréis porque es una MARAVILLA. A mi todavía me quedan un par de libros que disfrutar y uno seguro que cae este verano.

Leyendo #02


Esta semana la empiezo con dos lecturas muy diferentes: ¡A correr! de Alma Obregón y Origin de Jennifer L. Armentrout.

Desde que supe de la publicación de ¡A correr! sabía que lo leería. Sigo a Alma Obregón en las redes sociales desde hace mucho tiempo. Seguro que muchos de vosotros la conocéis por su blog Objetivo: Cupcake Perfecto, por los programas en Divinity (Cupcake Maniacs) y Canal Cocina, o por los libros de repostería que ha ido sacando: de cupcakes, tartas y galletas. Alma también es corredora popular y en este libro cuenta cómo el running empezó a formar parte de su día a día hasta se que convirtió en un estilo de vida. Lo tengo casi terminado y me está encantando. Me está yendo genial leerlo, porque llevo unos meses arrastrando una lesión que me tiene medio coja y sin poder correr, así que esta lectura está siendo un chute de motivación extra, sobre todo en esos momentos de desespero.

A ratillos, sobre todo por las noches, lo compagino con Origin. Con el pedazo final de Opal las ganas de seguir con la saga Lux de Jennifer L. Armentrout fueron descomunales. Leí los tres primeros libros seguidos y me contuve a seguir porque me faltaba Opposition, el último libro de la saga, y no quería quedarme colgando. Así que ahora que tengo los dos libros que me faltaban... ¡al lío con Origin! Voy por el Capítulo 13 y ya estoy totalmente enganchada. De Opal tenéis reseña AQUÍ, fue la primera que escribí en el blog recién estrenado.

¡Feliz semana lectora!

Leer a María Martínez, o cómo engancharte a la literatura juvenil como si no hubiera un mañana

Muchos de los que me seguís desde hace tiempo sabéis, porque lo he dicho en varias ocasiones, que no leo mucha novela juvenil o new adult porque muy poquitas me llenan lo suficiente. No sé si será porque me pillan muy lejanas las emociones de los protagonistas de estas historias o...  Pero creo que se ha terminado el ser reacia con esta literatura, porque durante este 2015 estoy leyendo mucho juvenil, mucho new adult y de todo tipo. ¡Y lo estoy disfrutando! 

Si he caído rendida a los pies de Jennifer L. Armentrout, uno de mis grandes descubrimientos del año, la española María Martínez no se queda atrás. En una semana he leído todo lo que ha publicado hasta la fecha. Me ha enamorado y tenía que escribir sobre ello.

Todo empezó hace poco más de una semana, veía críticas geniales de su última novela new adult publicada por Titania, Cruzando los límites, la sinopsis a priori no me parecía nada novedoso, pero me apetecía probar con una autora que no conocía y que además era de casa.

En sus páginas había mucho más de lo que esperaba, escondía a Caleb Marcus, un protagonista que se me metió debajo de la piel desde el primer momento, con un pasado duro, doloroso, con una historia interesante que contar. Y también una historia de amor maravillosa junto a Savannah, una chica dulce y buena que es mucho más de lo que deja entrever su apariencia de niña bien. Es imposible no quedar atrapada en su historia. Dos personas de mundos distintos unidos por un amor tierno y  loco.

La novela está narrada en tercera persona, cosa que a mi me encanta, porque así vamos conociendo a ambos protagonistas, lo que piensan, lo que sienten y cómo llegan hasta ese momento final dónde parece que ya no hay marcha atrás y les toca elegir.

Cómo muchos de los que han leído Cruzando los límites, al terminar, ansiaba leer la historia de Cassie y Tyler (personajes secundarios de esta novela), y parece ser que nuestros deseos se van a cumplir. Tendremos más Cassie, más Tyler, más Caleb, más Savannah.


Me gustó tanto Cruzando los límites que no pude quedarme quieta, busqué más novelas de María y me recomendaron la trilogía Almas oscuras. Me avisaron que al principio me podía parecer de un estilo a Crepúsculo, pero que siguiera leyendo porque tenía mucha chicha. Hacía años que no leía nada de vampiros porque con el boom crepusculero los teníamos hasta en la sopa y acabé saturada de tanto colmillo, así que tenía mis dudas al respecto. Pero coincidiendo que tenía que viajar a Madrid y me esperaban varias horas muertas por delante me adentré en la historia de William y Kate.


Sólo leer las primeras páginas de Pacto de sangre ya se vilumbraba que iba a ser algo diferente a lo que había leído hasta ahora. William no sólo es un vampiro, tiene detrás una historia muy potente, con muchos misterios. Cuando empiezas el primer libro no te puedes ni imaginar la inmensidad de esta historia, tiene giros que no esperas para nada y si el primer libro tenía algún tópico crepusculero, Profecía y Juego de ángeles se aleja completamente de la saga de Stephenie Meyer y de cualquier otra que haya caído en vuestras manos, son simplemente sublimes. Es una historia que sin duda releeré en un futuro, porque con mis ansias por saber me la leí en un suspiro y seguro que he perdido detalles. Engancha de tal manera que me era imposible parar, respirar y seguir. Fue un no parar, me absorbió la historia completamente. El amor de William por Kate es de esos amores tan profundos y tan grandes que sólo un ser inmortal es capaz de sentir. La trilogía Almas oscuras ofrece un cóctel perfecto de vampiros, licántropos y ángeles.

Pero si pensaba que con esta pedazo trilogía se acababa todo estaba muy equivocada, todavía me quedaba otra novela más: El encanto del cuervo. Había leído tanto críticas muy, muy buenas, como bastante regulares, pero yo soy una persona que no me dejo guiar por las opiniones, me gusta valorar las cosas por mi misma y aunque un libro tenga una nota pésima, si me llama la atención, lo leo.

Con El encanto del cuervo iba con total desconocimiento de lo que iba a encontrar y mi sorpresa fue mayúscula cuando me encontré con una historia de brujas. Algunos ya sabéis mi predilección por estas señoritas que vuelan con escoba. Pero aunque aquí no hay escobas, ni berrugas en la nariz, sí hay magia, una historia que se remonta al pasado y el gran poder del destino.

Desde el principio conocemos la historia de la mano de Abby, una chica de diecisiete años que acaba de perder a su madre y tiene que irse a vivir con su padre, al que hasta ese momento no conocía, a Lostwick, un pueblo de Maine. Allí conoce a Nathan, con el que desde el primer momento se lleva fatal. Él es borde, duro y cruel con ella, y poco a poco Abby descubrirá los motivos. 

A mi la historia me ha fascinado, y no sólo por el tema de las brujas, sino porque el trasfondo de la historia me ha parecido precioso y tanto Nathan como Abby me han conquistado. Al principio parecía una historia juvenil paranormal más, pero poco a poco atando cabos te das cuenta de que no lo es, que en realidad se esconde una gran historia de amor, de las que perduran en el tiempo.

Llegado a este punto sólo puedo añadir que estoy deseando leer algo nuevo de María Martínez, y la espera hasta otoño se me va a hacer eterna.

¿Habéis leído alguna de sus novelas? ¡A qué esperáis!

EL SUEÑO DE UNA BRUJA, de Rita Morrigan


EL SUEÑO DE UNA BRUJA
Rita Morrigan
Autopublicación. Abril 2014
Romántica histórica

Elisa Mallo es una huérfana que habita en una casita del obispado y que vive de los conocimientos de curandera que su abuela le legó antes de morir. Esto le reporta unos ingresos estables para pagar la renta, además de ahorrar para alcanzar su mayor sueño: comprar la tierra y la casa en la que nació. Todo va bien encauzado hasta que el alcalde contrata a un reputado médico, que hace a Elisa temer por su futuro. 

Andrés de la Vera lleva años tratando de evitar el destino que su aristocrática familia tiene para él: casarse con una joven de alto linaje con la que establecer una alianza familiar. Por eso no se lo piensa a la hora de aceptar aquella plaza de médico tan lejos de Madrid. No obstante, allí va a comprender que de poco sirven sus títulos universitarios, pues todo el pueblo confía en las mágicas artes sanadoras de una bruja. Pero él no cree en la magia, y mucho menos en las brujas. 

Tras unos primeros encuentros con Elisa un tanto accidentados, Andrés descubre a una joven fuera de lo común y hechizante en muchos sentidos. Ambos tendrán que enfrentarse entonces a una perversa maquinación que termina llevando a Elisa a la cárcel. Andrés se empleará a fondo para librarla de una condena a muerte segura, pero durante ese tiempo descubrirá que, aunque logre salvarle la vida, ella jamás podrá cumplir el ansiado sueño de comprar su casa. Sin embargo, tras todo lo vivido en compañía del doctor, ¿seguirá siendo la tierra el mayor sueño de Elisa?


Hacía mucho tiempo que tenía ganas de leer esta novela de Rita Morrigan, sólo el título ya me llamó la atención. Quién me conoce un poquito ya sabe que me encantan las brujas y las llevo coleccionando desde que tenía 11 añitos. Y en la literatura no es diferente, cualquier libro en el que aparezca una es seguro que tarde o temprano lo leeré. Cuando Rita me dió la oportunidad de conocer a su brujita me hizo un regalo.

Elisa Mallo, la protagonista de esta historia no es una bruja, es una curandera. Sé que por el título a simple vista se pueda pensar que es una novela con toques paranormales, pero no es el caso, estamos ante una novela romántica histórica ambientada en tierras gallegas con una protagonista de lo más especial.

Cómo os decía, Elisa es curandera en Valentía, un pequeño pueblo gallego. De niña se quedó huérfana y se hizo cargo de ella su abuela de la que aprendió el uso de las diferentes plantas y hierbas. La mayoría de los habitantes de Valentía acuden a ella por sus remedios cuando tienen alguna dolencia, pero también hay algunos otros que la desprecia y le hacen el vacío alegando que es una bruja.

La existencia en Valentía se complica un poquito más para Elisa cuando el alcalde contrata a un joven médico, Andrés de la Vera. Elisa ve peligrar los pocos ingresos que tiene gracias a sus dotes de curandera, ¿quién acudirá a ella si el pueblo dispone de un médico? Pero Andrés no es el señoritingo de ciudad que ella piensa, aunque en sus primeros encuentros saltan chispas y no logran entenderse, pronto se da cuenta que el médico es un hombre bondadoso y generoso. Andrés le ofrece su mano y le pide que se una a él como ayudante. Entre ellos surge una relación muy bonita, desprenden una ternura y sencillez que a mi me ha conquistado por completo. Pero no todo será sencillo para ellos, los prejuicios y los miedos complicaran las cosas.

Entre las páginas de El sueño de una bruja, además de la historia de Andrés y Elisa, nos encontramos con una historia secundaria, la de Clara y Cristóbal, igual de bonita o incluso más que la de los protagonistas. Clara es la hija del alcalde, condenada a casarse con un hombre mayor que ella, y Cristóbal, un humilde barquero.

A todo aquel que busque una buena novela romántica histórica estoy segura que disfrutará de esta historia de Rita Morrigan, tiene todos los ingredientes: una protagonista diferente y especial, un protagonista leal y con principios, de los que enamoran, una trama interesante, un amor tierno... todo ello aderezado con una prosa que te envuelve y atrapa. Sin duda seguiré la pista de esta autora, ha sido todo un descubrimiento.

MEGAN MAXWELL Y SU NOVELA MÁS ÍNTIMA

Descubrí a Megan Maxwell en el año 2009, era una autora novel que acababa de publicar Te lo dije con La Maquina China y yo por aquel entonces buscaba novelas románticas que me engancharan. Empezaba a dar mis primeros pasos en un género que con los años acabaría siendo de mis preferidos, pero que hasta ese momento no había pillado el gusto. En una de esas búsquedas caí en esa primera novela de una desconocida Megan y sin pensarlo mucho la compré. Estuvo criando polvo en mis estanterías durante mucho tiempo, hasta que en junio del 2011 la leí. Creo que no me duró ni 24 horas, me encantó y reí con un libro como nunca antes lo había hecho. Al día siguiente ya estaba comprando Deseo concedido, aquella primera edición tan bonita, y Fue un beso tonto. Y así podría seguir eternamente, porque Megan se convirtió en el mejor antídoto para las penas, sus novelas me hacían reír, divertirme, disfrutar sin más. Cada novela suya que salía la compraba al instante y la leía en tiempo récord. En mis lecturas compulsivas me acompañaba mi querida Neftis (del blog Nadie está solo) y esas lecturas empezaron a ser como una tradición que ahora echo mucho de menos. Y es que llegó un momento que las novelas de Megan ya no me llenaban como antes, coincidió con su incursión en la erótica y su famosísima saga Pídeme lo que quieras. Desde ese momento empezaron a parecerme todos sus libros cortados por el mismo patrón, mismos personajes, mismas reacciones... y me desinflé completamente.


Cada libro nuevo que salía me decía "A ver si aquí encuentro a mi Megan de siempre", pero no, ya no volvió a ocurrir aunque he seguido leyendo todo lo que ha publicado hasta la fecha, cada libro más decepcionada.

Cuando hace unos meses Megan dijo que en junio salía a la venta su novela más especial, porque se había inspirado en la historia de su madre, tuve la corazonada de que ahí encontraría algo de la Megan que tanto me gustaba, y no estaba equivocada del todo. Quizá sea porque la historia que relata Hola, ¿te acuerdas de mí? me ha tocado el corazón y me ha recordado a la gran guerrera de mi familia. Una guerrera que tuvo que ver partir al amor de su vida a una guerra cruel y sin sentido de la que no volvió jamás. Ese amor tan inmenso, el amor más grande y puro que he visto en mi vida, ahora tristemente cabe en una cajita de lata llena de cartas y otros recuerdos. Con esos antecedentes familiares sabía que esta novela, de algún modo, me iba a llegar y sólo leyendo la "Nota de la autora" ya lo comprobé. Me emocioné al leer esas primeras palabras de Megan sobre lo que íbamos a encontrar en la historia que teníamos en las manos, me parecía precioso que quisiera darle el final feliz que merecía la historia de amor de su madre. Estaba claro que estábamos ante una historia especial y diferente a todo lo que nos había ofrecido hasta ahora.
De esta novela no me atrevo a haceros una reseña como las que hago habitualmente, sólo os diré que son dos historias de amor entrelazadas en el tiempo, similares y muy diferentes a la vez. Románticas, tiernas, duras. En muchos momentos se me han caído las lágrimas, no lo he podido evitar, la historia de Carmen me ha llegado mucho, la de Alana quizás no tanto.
Un detalle muy chulo es que la novela se podía conseguir con un CD de canciones de los años 60. Canciones que acompañan a Carmen y Teddy, y a Alana y Joel en sus historias y que escucharlas mientras vas leyendo te permite acercarte todavía más a cada momento de la novela.

Hola, ¿te acuerdas de mí? es una novela que recomiendo, a quién le guste Megan Maxwell es una apuesta más que segura, a quién tenga dudas o esté desencantada como yo, les digo que le den una oportunidad, sólo por la historia de Carmen merece ser leída porque es realmente bonita, aunque en conjunto no haya llegado a curarme el desencanto. He sentido que esta novela podría haber dado mucho más de sí, para un novelón, y sin embargo a pesar de que la historia es buena se ha quedado a medio camino de lo que podría haber sido. Esperaba más, la esperaba diferente, contada de otra manera.

(...) 
Al di là quiere decir «más allá» en italiano. Y la letra dice algo así como que más allá de lo más valioso, lo mejor de la vida y lo más bello estás tú. 

«Más allá del límite del mundo, del mar más profundo o del horizonte infinito estás tú.» Y yo te digo lo mismo que la canción, eres mi más allá y sólo tú eres para mí.

En julio nueva entrega de CINCUENTA SOMBRAS



¡Éramos pocos y parió la abuela!

Eso fue lo que pensé hace unos días cuando me enteré de que habría un cuarto libro de Cincuenta sombras. Creía que la tortura ya habría llegado a su fin, pero no, estaba completamente equivocada.

Penguin Random House Grupo Editorial publicará Grey, la nueva entrega de la serie Cincuenta sombras, el 16 de julio. Sólo unas semanas después de la edición original.

E.L. James anunció que esta nueva entrega estará narrada desde el punto de vista de Christian Grey. En este momento ya no sé si empezar a correr o esperar a que julio esté más cerca para hacer un sprint.

Grey tendrá casi 600 páginas y en su versión original saldrá a la venta el 18 de junio, coincidiendo con el cumpleaños de su protagonista. 

Yo no sé si trendré tripas para leerlo, ¿y vosotros? ¿Os vais a animar?

EL DESAFÍO DE BECCA, de Lena Valenti





EL DESAFÍO DE BECCA — EL DIVÁN DE BECCA #2
Lena Valenti
Plaza&Janés. Julio 2015
Romántica Contemporánea

A Becca le han pasado muchas cosas buenas con su nuevo programa, pero también algunas muy malas... pero no pierde nunca su sonrisa ni la esperanza de saber quién es en realidad Axel. Pero en esta nueva novela viviremos muchas más emociones con Becca: Eli y Carla le darán una sorpresa; aparecerá su ex novio; tomará de nuevo las riendas de su programa y conocerá a adorables y disparatados pacientes mientras intenta ignorar que su acosador sigue libre y pisándole los talones. 

Nuestra psicóloga favorita volverá a sufrir, a amar, a disfrutar, a quedarse sin aliento, y todo con Axel, el Dios del Olimpo, que empieza a mostrarnos su verdadera cara.





Después de terminar El diván de Becca [RESEÑA] hace unos días (gracias a quién sea por una publicación tan rápida, ya que la paciencia no es uno de mis dones), estaba deseando hincar el diente a El desafío de Becca. Esta segunda parte sigue la estela de la primera, tenemos más fobias de El diván, más Becca y sus curiosas terapias, más misterios y por supuesto más Axel encabritado, tierno, celoso, rebordecido... en fin, Axel en toda su esencia. En estado puro.

Pero vayamos por partes, dejamos a Becca atrapada en el coche después de que este cayera al agua. Becca despierta desorientada en el hospital y lo único que recuerda es que un coche la envistió y la cara de Axel muerto de miedo antes de tirarse al agua a salvarla. ¿Pero dónde está Axel ahora? ¿De verdad ha cumplido su amenaza de desaparecer? Todo son preguntas sin respuesta para Becca, cada vez entiende menos a Axel y el único que ahora mismo puede darle algunas respuestas es Fede. Pero Fede no sacia su incansable curiosidad y lo único que le faltaba al tremendo lío que tiene en la cabeza es que apareciera de nuevo David, su ex, ese hombre del que estaba locamente enamorada y que tiró por la borda los últimos años de su vida a través de una fría pantalla de ordenador.

El refrán "no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes" le ha dado en los morretes a David durante esos meses sin Becca, y por supuesto, quiere recuperarla. Pero el rubiales no contaba con que nuestra protagonista durante esos meses separados, además de intentar recomponer su corazón y recorrer España con El diván de Becca haya perdido la cabeza por otro hombre. Un hombre terco y borde, a la vez que protector y noble: Axel, el desaparecido en combate que cuando por fin aparece arrasa todo como un tsunami y tambalea por completo la existencia de Becca. Todavía más si es posible.

(...) Él me salvó. Él me ha salvado de muchas cosas de las que aún no soy consciente, y sé que me irán golpeando, como un mazo de la verdad, a medida que me vaya recuperando.

Seguimos con muchos misterios en torno a Axel, que vuelve con su lengua afilada y su bordería intacta, pero poco a poco presenciamos como Becca va derribando ese muro que al principio parecía infranqueable. Axel es una persona compleja, esconde mucho más de lo que parecía en un principio y poder ir quitando una capa tras otra y ver lo que esconde me está emocionando casi igual que a Becca. Aunque está claro que todavía nos queda muchísimo por descubrir. Axel me está encantando, es uno de esos personajes masculinos que se me va a grabar a fuego. Y de Becca solo puedo decir bondades, es una protagonista fantástica, es muy fácil empatizar con ella y con todo lo que le va ocurriendo en el transcurso de la historia. 
También hay que destacar a los personajes secundarios, que en esta segunda parte algunos de ellos cobran mayor importancia si cabe, como son Carla, Eli, Bruno e Ingrid, todos tienen su espacio perfecto en la historia, no falta ni sobra nada. Tampoco puedo olvidarme de Fayna, espero que salga en el próximo libro porque es sencillamente genial.

En esta nueva entrega de la trilogía también seguimos con el misterio del acosador que ya se fue desarrollando en el primer libro. Vuelve a la carga con más fuerza y todas mis cábalas sobre quién se esconde tras la máscara de Vendetta se han ido al traste al final del libro, porque el nombre que tenía en el punto de mira ya ha sido descartado... a puñetazo limpio. 

Estoy deseando leer el desenlace de la trilogía, tal y como acaba este libro creo que vienen curvas y que Lena nos va a dejar los sentimientos a flor de piel.