EL SUEÑO DE UNA BRUJA, de Rita Morrigan


EL SUEÑO DE UNA BRUJA
Rita Morrigan
Autopublicación. Abril 2014
Romántica histórica

Elisa Mallo es una huérfana que habita en una casita del obispado y que vive de los conocimientos de curandera que su abuela le legó antes de morir. Esto le reporta unos ingresos estables para pagar la renta, además de ahorrar para alcanzar su mayor sueño: comprar la tierra y la casa en la que nació. Todo va bien encauzado hasta que el alcalde contrata a un reputado médico, que hace a Elisa temer por su futuro. 

Andrés de la Vera lleva años tratando de evitar el destino que su aristocrática familia tiene para él: casarse con una joven de alto linaje con la que establecer una alianza familiar. Por eso no se lo piensa a la hora de aceptar aquella plaza de médico tan lejos de Madrid. No obstante, allí va a comprender que de poco sirven sus títulos universitarios, pues todo el pueblo confía en las mágicas artes sanadoras de una bruja. Pero él no cree en la magia, y mucho menos en las brujas. 

Tras unos primeros encuentros con Elisa un tanto accidentados, Andrés descubre a una joven fuera de lo común y hechizante en muchos sentidos. Ambos tendrán que enfrentarse entonces a una perversa maquinación que termina llevando a Elisa a la cárcel. Andrés se empleará a fondo para librarla de una condena a muerte segura, pero durante ese tiempo descubrirá que, aunque logre salvarle la vida, ella jamás podrá cumplir el ansiado sueño de comprar su casa. Sin embargo, tras todo lo vivido en compañía del doctor, ¿seguirá siendo la tierra el mayor sueño de Elisa?


Hacía mucho tiempo que tenía ganas de leer esta novela de Rita Morrigan, sólo el título ya me llamó la atención. Quién me conoce un poquito ya sabe que me encantan las brujas y las llevo coleccionando desde que tenía 11 añitos. Y en la literatura no es diferente, cualquier libro en el que aparezca una es seguro que tarde o temprano lo leeré. Cuando Rita me dió la oportunidad de conocer a su brujita me hizo un regalo.

Elisa Mallo, la protagonista de esta historia no es una bruja, es una curandera. Sé que por el título a simple vista se pueda pensar que es una novela con toques paranormales, pero no es el caso, estamos ante una novela romántica histórica ambientada en tierras gallegas con una protagonista de lo más especial.

Cómo os decía, Elisa es curandera en Valentía, un pequeño pueblo gallego. De niña se quedó huérfana y se hizo cargo de ella su abuela de la que aprendió el uso de las diferentes plantas y hierbas. La mayoría de los habitantes de Valentía acuden a ella por sus remedios cuando tienen alguna dolencia, pero también hay algunos otros que la desprecia y le hacen el vacío alegando que es una bruja.

La existencia en Valentía se complica un poquito más para Elisa cuando el alcalde contrata a un joven médico, Andrés de la Vera. Elisa ve peligrar los pocos ingresos que tiene gracias a sus dotes de curandera, ¿quién acudirá a ella si el pueblo dispone de un médico? Pero Andrés no es el señoritingo de ciudad que ella piensa, aunque en sus primeros encuentros saltan chispas y no logran entenderse, pronto se da cuenta que el médico es un hombre bondadoso y generoso. Andrés le ofrece su mano y le pide que se una a él como ayudante. Entre ellos surge una relación muy bonita, desprenden una ternura y sencillez que a mi me ha conquistado por completo. Pero no todo será sencillo para ellos, los prejuicios y los miedos complicaran las cosas.

Entre las páginas de El sueño de una bruja, además de la historia de Andrés y Elisa, nos encontramos con una historia secundaria, la de Clara y Cristóbal, igual de bonita o incluso más que la de los protagonistas. Clara es la hija del alcalde, condenada a casarse con un hombre mayor que ella, y Cristóbal, un humilde barquero.

A todo aquel que busque una buena novela romántica histórica estoy segura que disfrutará de esta historia de Rita Morrigan, tiene todos los ingredientes: una protagonista diferente y especial, un protagonista leal y con principios, de los que enamoran, una trama interesante, un amor tierno... todo ello aderezado con una prosa que te envuelve y atrapa. Sin duda seguiré la pista de esta autora, ha sido todo un descubrimiento.

11 comentarios:

  1. Este libro no me llama especialmente... Aunque las brujas si me gustan este libro no creo que lo lea. Me alegra saber que te haya gustado.
    Besoz

    ResponderEliminar
  2. A mi también me llama mucho el mundo de las brujas, sobre todo si no es paranormal. Además es autopublicada, así que le daré mi apoyo y buscaré un ejemplar. Gracias por este descubrimiento.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa!!
    A
    punté este libro hace tiempo, y la verdad es que me había olvidado un poco de él, pobre, jajaja. Pero después de haberte leído, me apetece un montón ponerme con él *_* ¡Así que lo adelanto, que ya le toca! :D

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  4. Pues gracias por la recomendación, me la apunto para cuando me apetezca algo del género, porque lo cierto es que leo muy pocas novelas de éste estilo y parece una monada.

    Besoosss!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola! Me encanta el argumento de este libro y la portada es preciosa. Gracias por tu reseña!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa. Le tengo pendiente de leer hace mucho y me he impuesto a mí misma leerle este verano asi que a ver que tal :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Pues tiene muy buena pinta con muchos ingredientes que pueden hacer que me guste. Me lo apunto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!
    Diría que pinta bien, así que lo anoto.
    Gracias por la reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! parece interesante pero de momento no creo que lo lea.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! :)
    Creo que la historia podría gustarme por varias cosas de las que comentas. De hecho, lo apunto ya mismo para mi próxima visita a la librería.
    Por cierto, tienes un blog precioso. Me quedo por aquí, y si te apetece, te invito a conocer el mío.
    Un beso, ¡y buen fin de semana!

    Andrea-
    @Waldorf_Petrova

    ResponderEliminar
  11. Muchísimas gracias, Mónica. Es una alegría enorme saber que te ha gustado. Un beso para ti, y para todas tus lectoras.

    ResponderEliminar