SIETE RAZONES, de J. de la Rosa

En el mes de febrero después de terminar de leer Gigoló. El amor tiene un precio [RESEÑA] estaba segura que tarde o temprano volvería a leer algo de J. de la Rosa. Ese momento ha llegado este fin de semana. ¿Qué podía leer de él? Me decidí por Siete razones para no enamorarse y el relato corto Siete razones para odiarte (esta va a ser una doble-reseña). Así que cogí mi manta morada y mientras caían chuzos de punta en la calle me sumergí en la historia de Elisa y Javier. Y en la de Ana y Juan.

 Romántica Contemporánea
SIETE RAZONES PARA NO ENAMORARSE

ELISA debe presentar un artículo novedoso para el número de febrero de la revista en la que trabaja o la pondrán de patitas en la calle, pero su mente está en blanco. Por casualidad ve en la sección de obituarios del periódico una esquela donde algún gracioso, que dice haber sido maltratado por las mujeres, se da el pésame a sí mismo y a su corazón y se promete no enamorarse nunca más. 

Casi sin pensarlo propone a su jefa buscar a quien ha publicado la esquela y hacerle una entrevista. El problema es que JAVIER (el autor) no está muy dispuesto a cooperar y solo acepta escucharla cuando ella le asegura que serán únicamente siete preguntas. Él accede a cambio de que por cada pregunta Elisa cumpla un deseo suyo. Cualquier deseo. 

Siete preguntas
Siete deseos
Esta historia fresca, sencilla y romántica empieza cuando Elisa se encuentra en la cuerda floja. Tiene que escribir un artículo para el número de febrero de la revista en la que trabaja que logre estremecer a su odiosa jefa o será despedida. Antes de la reunión en la cual tiene que exponer su idea se topa con una esquela algo peculiar publicada en un diario, bueno, no es exactamente una esquela...


Cuando llega la temida reunión todavía no tiene ningún tema del que poder escribir, ningún tema que la bruja de su jefa no tire por el suelo y califique de basura. Así que en el último momento se acuerda de la esquela, de ese hombre tan desencantado con el género femenino que es capaz de pagar para publicar algo así en un diario.

(...) Respiró hondo para tranquilizarse. Bajó la cabeza y tomó aire. Y entonces reparó en el diario que sobresalía de entre sus carpetas de trabajo.
—Querida —se oyó a la almibarada voz de Martina dispuesta a destrozarla allí mismo —, si no eres capaz de...
—¿Por qué... Por qué un hombre perdería la fe en las mujeres? —dijo mientras su mente se esforzaba por hilvanar una idea coherente.

Cómo se suele decir "para situaciones desesperadas, medidas desesperadas". Tiene diez días para encontrar a ese hombre del que ni siquiera sabe el nombre, conseguir la entrevista y escribir un artículo que (por fin) convenza a su jefa. Tarea nada fácil.

Elisa con la ayuda de su amiga y compañera Ana encuentra al desconocido, Javier, que en apariencia es un huraño pescador de un pequeño pueblo costero de Cádiz. Pero él no se lo pone nada fácil, si quiere la entrevista tendrá que ser bajo sus condiciones: Podrá hacerle una pregunta cada día y por cada pregunta Elisa tendrá que cumplir un deseo suyo. Siete preguntas, siete días, siete deseos. 

A cada paso Elisa estará más intrigada por las razones o motivos del rencor que Javier guarda a las mujeres y durante el transcurso de esos siete días no sólo va a ir descubriendo la dramática historia que esconde Javier, sino que también será un viaje para conocerse a si misma, para curar las heridas del pasado y para volver a creer en el amor.



SIETE RAZONES PARA ODIARTE



Agobiada por un nuevo encargo para la revista LUO, ANA tiene que perderse en lo más profundo del país en busca de un argumento sólido para su artículo. Allí se topará con JUAN, un tipo grande, fuerte y con muy malas intenciones. Cualquier contacto entre ANA y JUAN chirría como una cerradura oxidada, por lo que ella debe preguntarse por qué ha caído entonces siete veces entre sus brazos. 

Asesinos en serie, bandas de música que aparecen de la nada y verdura, mucha verdura, serán los ingredientes de esta novela divertida que te mostrará que quizá el amor aparezca donde menos te lo esperas.





Siete razones para odiarte es un spin-off de Siete razones para no enamorarse. En este relato corto la protagonista es Ana, esa compañera de trabajo ayudó a Elisa a localizar a Javier.

Esta pequeña historia que me ha hecho soltar más de una carcajada empieza cuando a Ana la mandan a cubrir un reportaje sobre hortalizas que parezcan aparatos genitales (la jefa además de bruja ahora ha resultado ser una guasona). En el trayecto al pueblo donde se va a realizar una feria de horticultura se queda tirada con el coche hasta que en medio de la noche aparece un hombre. Ese hombre es Juan, un tipo grande, fuerte, grosero, maleducado y... muy atractivo. Desde el primer momento saltan chispas entre ellos y no pueden frenar esa atracción. Entre malentendidos, frutas, verduras y canciones de Nat King Cole irá surgiendo un sentimiento que no querrán ni podrán pasar por alto.

En apenas 80 páginas J. de la Rosa nos ofrece una historia cercana y divertida, pero si le tengo que poner una pega es que es tremendamente corta y creo que Ana y Juan podrían haber ofrecido mucho más porque ambos me han resultado unos grandes personajes con mucho juego. ¡Me hubiera encantado leer una novela sobre ellos!

—Este bar aún mantiene esa vieja máquina de discos —exclamó cuando llegó a su lado, tendiéndole la mano—. Cincuenta céntimos y Love Letters de Nat King Cole, suena para los dos.



Me quedo con las ganas de seguir descubriendo a este escritor, del que creo que de novela romántica ya solo me falta por leer La leyenda de Tierra Firme, novela a la que le tengo muchísimas ganas y que seguro que leo pronto. Sin duda José de la Rosa se ha convertido en uno de mis descubrimientos de este año. A quién le gusten las historias románticas, sencillas y bonitas que no se lo piense y lea alguna de sus novelas, porque estoy segura de que no le va a decepcionar.

12 comentarios:

  1. Pues al principio no me llamaba especialmente, pero tiene algo que me da curiosidad ^^
    Gracias por la reseña <3

    ResponderEliminar
  2. Siete razones para no enamorarse me tiene buena pinta.
    Un saludo :3

    ResponderEliminar
  3. Hola^^ yo aún no me estrené con el autor, no sé, pero no termina de llamarme. A ver si me animo con alguna de sus novelas, por lo general suele tener buena acogida.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  4. No conocía estos libros, y aunque de primeras son libros que nunca hubiera leído por esas portadas y esos títulos, creo que puedo llegar a leerlos algún día. Los apunto!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Leídos los dos... y también "La leyenda de tierra firme" y encantada con todos ellos.
    Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  6. Sin duda, escoger un libro de este autor es garantía de buena lectura y entretenimiento asegurado.
    Me alegro de que los hayas disfrutado tanto.
    Besos !

    ResponderEliminar
  7. Tienen muy buena pinta y si te han gustado seguro que me gustan a mi asi que los apunto. Ya te contare.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Tiene buena pinta, puede que le de una oportunidad.

    Un saludo! Por aquí me quedo

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    Me llama mucho la atención el primero, pero el segundo no tanto. ¡Me intrigó lo de siete preguntas, siete deseos!
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  10. Hola=)
    No he leído nada del autor, tengo ganas de leer Gigoló.
    Gracias por las reseñas, la verdad es que los conocía.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! No he leído nada del autor, aunque los títulos me han llamado bastante la atención, así que me lo apunto :)
    Gracias por las reseñas.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Hola! Pues yo también me lo apunto aunque, por lo general, no.soy yo muy de estos temas. Pero tiene algo que me atrae.
    Magnífica reseña. Saludos.

    ResponderEliminar